jueves, 2 de agosto de 2007

Hay que vivir

a Cecilia

Esto es medianamente así:
Hay que vivir.
No se trata de quedar de pie, bajo la lluvia y sin paraguas.
Hay que vivir:
mostrar las garras, apretar las mandíbulas, rechinar bien los dientes y embestir con fuerza.
Es cierto que a otros les toca más suave y más sencillo.
Pero nosotros no somos jamás los otros.
Somos quienes nos hicimos, absolutos responsables de nuestro devenir.
Y a vos,
ahora a vos,
te sucede esta mala vuelta de la vida,
esta cosa que no te debería estar pasando, pero pasa.
Y yo,
desde mi otro lado y mi otra circunstancia,
hago lo único que puedo:
abrazarte.
Porque el abrazo es lo que más cercano que conozco a sentir tu dolor, a quitarte la angustia, a enjugarte las lágrimas.
Y cuando todo pase -porque va a pasar-,
cuando seamos viejitas y estemos en algún Registro Civil viendo cómo se casan tus hijas,
será todo doblemente importante.
Nada es más fuerte que la vida
-ni siquiera la crueldad de tu cuerpo-.
Hay que vivir:
con garras,
con uñas,
con dientes,
con abrazos.

1 comentario:

Maria Alejandra dijo...

Juli : me emocionaste como siempre.
Ceci: Yo llevo al registro civil el arroz.Para ese entonces, espero acordarme que no hay que cocinarlo....

7 de agosto de 2007 20:44

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...