Bariloche bajo la nieve VII


Para JuanCa
En una gran esquina de vidrieras amplias y brillantes,
pisos de madera que crujen al caminar,
algunas mesas donde la gente toma cafés y tés mientras conversa en voz bajita
y unas vitrinas con estanterías espejadas
y miles de bandejas con tu chocolate en rama.
Se coloca en medio de la boca:
sobre la lengua y el paladar para que se entibie y se derrita con lentitud gustosa:
es un suave barro dulce, muy dulce que va demorándose para inundar el cuerpo
en una ola de perfume que recuerda las maderas de los bosques húmedos bajo la nieve.
Ramas de árboles se sacuden de cacao y azúcar
y caen como copos arrugados.
Tu chocolate, Juanca,
que lo disfrutes

Comentarios

Macachines ha dicho que…
Gracias Julieta, a la imagen has sabido agregarle el sabor y el aroma de tus palabras.
Gracias por recrearmelo.

Y.. que os aproveche

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes