sábado, 15 de septiembre de 2007

Si viviera, mi padre cumpliría años

Si viviera, mi padre hoy cumpliría ochenta y tres años.
Yo lo habría llamado muy temprano, deseando ser la primera, para desearle un feliz cumpleaños.
Después le habría servido un desayuno que él hubiera tomado en la mesa de la cocina porque detestaba hacerlo en la cama.
Le habría regalado un libro -seguramente de teatro-, algo de ropa y una botella del mejor vino que hubiera permitido mi bolsillo.
Habríamos almorzado juntos un pescado que él habría preparado a la parrilla y envuelto en papel manteca.
Después habríamos caminado por las calles de Chacarita: Olleros, Charlone, Dorrego y nos habríamos sentado en el patio con fuente de su casa de departamentos.
A la tarde lo habría llevado al cine a ver la película argentina del momento y, al salir, habríamos comido una pizza a la napolitana y un flan con dulce de leche y crema.
Al caer las doce lo habría dejado en su casa contento por el día de su cumpleaños.

6 comentarios:

Macachines dijo...

si tu papá viviera le mandaría un abrazo desde aquí y le pediría que me contara por enésima vez el timo del tranvía.
Tu viejo fue alumno del Nicolas Avellaneda, mi tio que cumplío 83 seguro que fue compañero de él. Mi viejo también fue al Avellaneda pero cumple 80. Siempre me dice que el apellido le suena.

El Colo dijo...

hey, juli.
Como estas?
...quiero saber.

Yo estoy triste, no se que me anda pasando.

Bueno,
te quiero muchisimo...
y te extraño tambien.

Un beso grande;
el colo.

Anónimo dijo...

Juanca me hizo reír y vos llorar. Si vivera tu papá, tal vez viviría el mío y soportaríamos aún la estética soviética y Berlín sería una ciudad dividida. Si viviera tu papá yo seguiría teniendo cara de dama antigua.
Mónica

Julieta Pinasco dijo...

Si nuestros papás vivieran, nunca te habrías ido tan lejos y ahora te llamaría y vendrías a tomar unos mates y a morirnos de risa mientras hablamos de esas cosas que sólo vos y yo somos capaces de decir. Ay, Volonteri, si la vida volviera diecisiete años atrás, seguramente volveríamos a hacer los mismos estropicios, con o sin realismo socialista. Te amo, amiga de mi corazón que vivís tan en el fin del mundo.

lulina dijo...

Juli, te quiero mucho.
Gracias por una tarde de té y café (obviamente el café se coló, me daba pena dejarlo afuera de esa tarde tan linda)
te extrañaba mucho...
y decile feliz cumpleaños a tu viejo. Que aunque no lo conocí, creo que me hubiera llevado muy bien. Y hubiese sido tal vez, el abuelo que no tuve.
te quiero hasta el cielo, donde viven los oseznos que intentaron cumplir con la epopeya y los peces que por querer volar se volvieron ángeles.

Julieta Pinasco dijo...

Lu, de todas las cosas que alguien en la vida me pudo haber dicho, vos me estás diciendo la mejor. Ojalá mi papá viviera para que fuera tu abuelo. él y vos se hibieran reído mucho juntos. No puedo hacer eso posible, pero puedo regalarte dos tíos y una amiga que aunque vivan lejos te vendrían como a medida. Me divierto mucho con vos y te quiero mucho. Siempre pensé que habría sido muy bueno tener una hija mujer: sería así, como vos. Y aveces la vida te cumple los sueños. Soy una tarada que escribe esto y llora. Un beso enorme

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...