martes, 18 de septiembre de 2007

Maïa Pinasco dice


Mirando desde sus tres años, la altura de su papá:
"Cuando yo ponga la cabeza en el cielo, tendré un bebé en la panza"

2 comentarios:

Macachines dijo...

reciosa la churumbela

Ana dijo...

Estaba leyendo las anécdotas de Bariloche.
Nunca voy a olvidar el día que te levantaste y me dijiste "¿Qué hacés sentada en el pasillo?" plácidamente te contesté: Me desperté porque me estaba asfixiando con la calefacción ahí dentro y me puse a coser la mochila que se me rompió (malditas mochilas Baxtter). Fuimos a desayunar hablamos de madres y abuelas café con tostadas de por medio, fuimos a cobrar, maldito grillo no te había depositado (pero esas no fueron tus exactas palabras, vos usabas términos más, como decimos en la facultad cuando la jefa de trabajos prácticos se larga alguna puteada, "académicamente hablando").
Tan sólo no me lo voy a olvidar.
Yo al colegio no volvería jamás, pero hay cosas que extraño y tus horas y tus charlas y a vos son cosas que extraño bastante.
Miles de besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...