martes, 4 de septiembre de 2007

Bariloche bajo la nieve I

Mañana con nieve
a Mariano y Pablo, mis hermanos

Un viento blanco golpea contra los cristales entreabiertos del cuarto donde todos duermen después de que las risas empañaran su superficie hasta las seis de la mañana. Salgo a ver las calles tapizadas y los copos me arañan la cara. Pienso en mi felicidad y en la gente que ve con hastío y preocupación una de las últimas nevadas de un invierno duro. Los hechos son reales, piedras sin tallar que están allí ante los ojos de todos, y, sin embargo, los reflejos los tornan tornasolados u opacos. Nada tiene la carnadura exacta de la verdad. Todo está sumergido en el color acuoso de las pupilas que lo miran. Ahora estoy acá, en las orillas blancas de un lago azul, en una ciudad que parece de cuento, con sus casitas de tejas de chocolate y paredes de turrón y el señor que atiende el comedor protesta porque viene de los barrios altos que donde la nieve no es merengue sino un estorbo que se mete en la vida para fastidiar. Todos duermen. Nos reímos mucho. Y la vida pasa bajo una luz brillante que nos conmueve y nos impide pensar que a esta hora otros van a trabajar bajo estos mismos copos que son pura magia arremolinada para nuestra alegría vacacional. Termino mi taza de café y la nevada es una cortina blanca que impide ver qué sucede más allá. El viento agita las ramas y todo se sacude a su compás. Pedazos de recuerdos: el cerro López, mis hermanos y yo en un pernocte feliz, los baños en el lago, las cabalgatas, las flores amarillas del amancay, la bomba que se rebelaba a subir agua del Nahuel Huapi, las frambuesas de la estafeta de la señorita Cathy. Hubo un pasado que fue feliz y en él siempre estamos los tres. Pienso a menudo que fue una suerte que mi padre volviera para regalarme dos hermanos con los que tantas veces estuve aquí, en el sur. Ellos son, en medio de la nieve que congela mis lágrimas, la única familia que deseo poseer.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Que lindo que les esté nevando.. y que se esten riendo mucho como decis... espero que estes cumpliendo con mi pedido, y sino voy a pensar que no me queres mas jajajjaja.
Los abrasos del sabado al mediodia no eran para disculparme por mi olvido, sino porque te quiero mucho y asi lo sentia..

un besote grande juli!!

te quiero, mati!

pd: hoy se cumple el dia por medio, te mando un mensaje.jajajajja.. besote!

Anónimo dijo...

Muy lindo, bueno, muy lindo suena un poco pelotudo, pero para nada, para mi transmite una sonrisita como cuando no estas con tu bebe y ves pasar el de otra persona y le haces una sonrisita complice onda "yo tambien"

el enano (vago que le da fiaca loguearse)

Macachines dijo...

que bueno estar allí en la nevada y con el recuerdo de tus hermanos, algo maravilloso que le ha sucedido en la vida al huevo cigota.

como se llamaba el chocolote en rama de Bariloche? Que rico !!

Anónimo dijo...

¡Qué lindo que les esté nevando! ¡Qué bueno que se rían mucho!Sé que lo estarán disfrutando y seguramente a los chicos les va a quedar el recuerdo maravilloso de haber compartido con vos estos días. Les mando un beso a todos.
Adriana

Narrador Omnisciente dijo...

hola que tal

somos un tal Nicolàs Vigarelli y una tal Celeste Contratti. Creo que la hemos tenido como predicadora del saber en algunos años de nuestra secundaria. Nos estamos iniciando en este mundo de los blogs y nos agradaria su cordial bienvenida.

Un saludo, y vivan los errores de ortografia, digale no al acento!

Julieta Pinasco dijo...

Paso a Paso:
Mati: cumplo con mi deber, aunque esto de celadora y dama de compañía no me sienta bien. El abrazo fue recibido y pasado a ventanilla cuatro a ver qué hacemos con el sujeto que lo dio. Veremos si somos capaces de ponerle el sello "perdonado" en el formulario.
Enano: Muy lindo. Muy lindo. A esta hora no me sale nada muy ingenioso. Acabo de salir de un cuarto donde siete adolescentes me atormentaron hasta las ocho de la mañana. espero que me sepas disculpar. Si veo a alguien con su hermano te juro que le sonrío.
Adriana:Acabo de decirle a tu hijo que se levante del piso y se acueste en mi cama porque me iba de la pieza donde me hizo morir de risa.
JuanCa: ¿No se llama chocolate en rama? Si estuvieras cerca te llevarìa una caja.
Narrador omnisciente: Empezamos muuuuuy mal. El narrador es extradiégetico o intradiégetico con focalización interna, externa o cero. Ásí que reformulen su nombrecito, corazones. Me parece que mucha predicación en el templo del saber, pero no dio sus frutos. Vivan los acentos, son mi elixir preferido: todas las mañanas dos o tres agudos en ayunas te ponen pila para el resto del día. Y ni les cuento cuando agrego un par de "bes" y "ves". Nadie me para. Igualmente los quiero, metonimias de mi corazón.

Macachines dijo...

Fenoglio!!se llamaba la marca del chocolate en rama inolvidable, disfrutenlo por mi.

Julieta Pinasco dijo...

JuanCa. Fui a Fenoglio y te saqué una media docena de fotos del chocolate en rama. Cuando las baje de la cámara te las subo. Andá ejercitando tus sentidos para poder pasar de la vista al olfato y el gusto.

Macachines dijo...

espero las fotos, pero vas a tener que esmerarte con el olor a chocolate
:-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...