Anécdota escolar XXXIV: Qué lindo caracolito para un mes de noviembre

Alumno: No entiendo cómo analizar esta parte. No me doy cuenta qué tengo que hacer con la construcción verboidal.
Profesora: (En el escritorio que se ha transformado en mesa grande donde trabajan varios alumnos que preguntan veinte cosas diferentes a raíz de un microsegundo por vez) A ver, leé.
Alumno: (Lee en su cuaderno de guías) "En el sector más profundo del molusco saturado por caparazones de diminutos crustáceos".
Profesora: (Muy seria) Bueno, en primer lugar te tenés que fijar a quién molusca el crustáceo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes