viernes, 14 de diciembre de 2007

Tigres

Entre las cosas voy.
Así.
Pero voy.
El corazón es un trozo de terciopelo ajado que sujeto en mi pecho para que no se vaya a volar.
Me levanto temprano.
La casa es una quietud que se silencia.
Salgo cuando los primeros pájaros se hunden en las acequias.
El paraíso llueve amarillo sobre las baldosas.
Y yo voy:
con los ojos abiertos
y a todos lados viendo.
Sé que hay tigres ocultos que matarían por el corazón sujeto
y no deseo todavía morir.
Quizá luego,
Quizá más tarde,
Quizá cuando regrese
Quizá cuando el cielo se torne violeta y liviano
Quizá cuando me hunda en mi cama de blanco broderie
Quizá cuando mis hadas adolescentes me vean dormir.
Quizá cuando todo se calme
Pero ahora...
Ahora tengo que sacar el corazón que doblé anoche debajo del colchón
Ahora tengo que beber una taza de café en una porcelana transparente
Ahora tengo que salir
Ahora ha comenzado la temporada de caza de tigres
y yo sólo poseo un corazón sujeto para que lleguen hasta mí.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...