miércoles, 30 de enero de 2008

Hay que

Hay que preparar las tartas porque la verdura se pudre y tiene que ser hoy. Hay que limpiar la terraza porque el gato del vecino la ensució. Hay que lavar la ropa porque hay que plancharla para poder usarla. Hay que explicar cuatrocientas veces las mismas proposiciones, los mismos cuentos, las mismas novelas (Kafka, he llegado a aborrcer que se te diera por transformarte en insecto tanttas veces) porque los alumnos tocan el timbre uno tras otro como las gotas de una canilla mal cerrada. Hay que estar contenta, de buen humor, despierta, sentada, interesada en relatos ajenos, en pelotas que ruedan y en problemáticas inentendibles. Hay que ir dos o tres veces por semana de visita porque si no voy yo no va nadie. Hay que concurrir al supermercado para que en la casa haya qué comer. Y la cama tendida y la gimnasia matutina y el café nuevo y la mesa en el patio y el trabajo del año. Y yo sólo tengo ganas de echarme a dormir bajo la sombra de un árbol sin que nadie me diga: Che, Julieta, habría que...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...