Quoque tu, Brutus!

A las siete entra un virus en la computadora
A las siete y medio el antivirus me habla en inglés y no entiendo
A las ocho el teléfono queda retenido y sin tono
A las nueve mi amigo Daniel, con afecto, festeja no haberse casado nunca conmigo

Las líneas nefastas se cruzan y todo vuela por los aires: empiezo a creer que me persiguen hados siniestros: cornejas que vuelan por el lado idem. Respiro con el diafragma pensando en el chacra no sé cuánto, tomo una damajuana de té verde, prendo mirra e incienso. Ay, diablos, ¿por qué siempre a mí? Y sé que, en este mismo instante, dos mil millones de seres humanos sobre el planeta Tierra, dicen lo mismo que yo. Soy una verdadera imbécil.


Comentarios

lulina ha dicho que…
juliii! nos vemos el lunes. estoy contenta.
me gusta como escribís, no me gusta lo que sentís... bah! capaz parece más triste de lo que es. :(

ai lov iu!
bi japi!^_^

lululi
Lucas ha dicho que…
Hay profesora pinasco, falta poco para que vuelvan a empezar las clases.. y la verdad no quiero empezar, pero la extraño, y eso va a ser una buena razon para levantarme el lunes 10 a las 7 AM.
Quise escribirle durante todas las vacaciones, pero me daba vergueza :)
la quiero, y nos vemos el lunes...
Lucas Cardozo
Julieta Pinasco ha dicho que…
Lucas: Y sí... todo termina. Pero cuando algo acaba empieza otra cosa y eso está bueno. Así que tenemos largos nueve meses para charlar, reìrnos, enojarnos, pelearnos y, quizá, pasar alguna mañana en palermo. A mí también me angustia el comienzo de las clases, pero por otro lado me llena de ansiedad y alegría. Son muchas horas para vivir y eso siempre es bueno. te mando un beso enorme

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes