miércoles, 27 de febrero de 2008

Refranero popular

Luca Pinasco, enero de 2008
Mi abuela, que era una andaluza muy sabia, decía que cuando una puerta se cierra, se abre una ventana. Y entonces Luca apareció en mi vida y es una ventana que me llama. En su "tía Julieta" recupero un tiempo en que yo era feliz.
Quien quiera oír...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

julieta, las abuelas son maravillosas y por cierto saben de lo que hablan, la mía está aun con nosotros es una bella mujer grande y a sus 98 años nos sigue entregando sus experiencias de vida, ella es profesora normalista y una educadora por exelencia y entre otra frases que se quedan en mi vida y me rescatan está" el dolor es pa que duela , no es eterno", y la otra frase que tambien es vivencia es " si algo sobra en tu hogar, está faltando en otro"·
con tu último escrito me quedo tranquila, las ventanas que te ofrece la vida traen el color por el que transita tu vida.
¡ánimo julieta!, disfruta y ríe con Luca.
abrazos
tole
concon chile

Anónimo dijo...

Te quiero Juliiiiiiii

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...