Ultimidad

Los lazos se deslazan
Los broches se desbrochan
Los nudos se desanudan
Los botones se desbotonan
Las presillas se despresillan
Y así se va yendo todo
hacia el gran hueco donde caen
los silencios mudos
los silencios callados
los silencios perfectos
con labios
empresillados
abotonados
anudados
abrochados
y,
finalmente,
enlazados
a su propia y repentina soledad sin palabras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

¿Por qué leer?