lunes, 7 de abril de 2008

Anécdota escolar XLVII: Tragedia descapotable

Gracias, María José...¡Impecable!
Hijo: Dale, mamá, me faltan dos páginas y termino. Las leo después.
Madre: De ninguna manera. Te sentás ahí y hasta que no termines no te levantás. ¿Me entendiste bien?
Hijo: Ufa... sí, te entendí.
Madre: (Toma el teléfono y disca el número de un compañero de su hijo) Hola.
Hermano: Hola.
Madre: Soy María José. ¿Está tu hermano?
Hermano: Sí, está; pero no creo que pueda atenderte.
Madre: ¿Por?
Hermano: Es que mi mamá le dijo que no se puede levantar hasta que no termine el libro ese que tienen que leer.
Madre: ¡Ah!
Hermano: Sí, está leyendo la tragedia de Alfa Romeo.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...