lunes, 28 de abril de 2008

El baño de Julio


Y conste que no me gusta el color gris con que pintaste las paredes

Hace tres meses que él hace su baño. Hace cuatro que habla de su baño. Dura como la gestación de un hijo, pero es sólo un baño: ya tuvo paredes de vidrio y juncos que se diluyeron cuando una carpintera gorda y taxativa dijo que eran imposibles, tuvo monocomandos, policomandos, colores diferentes, vidrios superpuestos, albañiles sucesivos y simultáneos, plomeros de mirada distinta. Y es sólo un baño que alberga en su construcción toallas blancas con vivos de colores enrolladas entre maderas, que estrena estantes que no llegan a hacerse cambiados en la marcha por otras repisas que pronto mutarán en otra cosa. Es sólo un baño: síntesis del tiempo que fluye hacia la eternidad inamovible de los días que se van devorando como fieras su inédita cola de segundos.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...