jueves, 17 de abril de 2008

Rajemos que se quema todo


Salí a las 6 y 30 de casa y se veía esto, es decir, no se veía un pomo. ¿Niebla? No, vulgar e irritante humo. Sí, humo. El sol subía por la Panamericana, naranja y encendido, detrás de una densa capa de HUMO. Hace tres días que alguien quema algo en las islas del Tigre y el humo llega a la ciudad, dicen. Y una tose, se le irritan los ojos y la garganta, hay olor a quemado por todas partes y cuando cae la noche parece Londres en plena temporada neblinosa. Cierran las rutas porque ya varios se reventaron cuando sólo se distinguía a cien metros, no salen micros ni aviones y en el patio de la escuela los chicos se frotaban los párpados. ¿Alguien quema algo en el Delta? ¿Qué encendieron, muchachos, que la humareda tapó a la ciudad? Es raro todo, sumamente raro. Yo creo que empezamos a arder en nuestras propias desdichas y todavía ni nos dimos cuenta. Pero ya llega y no va a haber cuerpo de bomberos que nos salve. Seguro le redujeron el presupuesto.

1 comentario:

Lucas Cardozo dijo...

Ay, Juli, que iiritante ese humo. Ya hasta en la casa está. y me pica mucho la nariz por eso.
En fin, es asi. No hay nada que ahcer contra... contra... ¿el viento que no sopla para el otro lado? ¿los pastizales incendiados?... Lo que sea, no hay nada que ahcer, y tenemos que vivir, al menos por unas semanas, en medio del humo.
Te quiero mucho. Nos vemos mañana. Lucas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...