miércoles, 16 de abril de 2008

Sueños

Estoy ahogada de trabajo: voy, vengo, corrijo, escribo, estudio, leo. Trato de comer cuando lo recuerdo y de dormir de vez en cuando. Y, entre la marea que me lleva, yo sueño: me imagino París con sus puentes cosiendo las dos rives, pienso en Londres y en el cielo violáceo de Atenas, dibujo las verdes orillas de Sicilia. Me levanto temprano con la idea de atravesar el Norte: Amsterdam, Copenhague, Berlín, Varsovia, Praga y a la mañana siguiente desisto, entusiamada por la ruta marítima del mar de las historias: Portugal, Andalucía, Provenza, Italia hasta llegar a Troya, rica en caballos. Otro día pienso cómo será volver a Pablo, encontrar a Juan Carlos, conocer a Olga y mi familia, leer los papeles de Jaime, brindar con Mónica el 31 en algún barcito perdido del 5me quartier. Me deleito sabiendo que tengo ocho largos meses para criar deseos, la parte más maravillosa de todo viaje, el momento en que se puede todo porque no hay aún elecciones definitivas. No me asustan ni los fríos, ni las lluvias y están todos los museos con sus bóvedas de memorias abiertas para que yo penetre. Volveré a ver los tapices de la dama y el unicornio en Clunny y las sutiles volutas del Museo de Orsay, pasearé entre los blancos mármoles de Rodin y entraré en El Prado como una reina. Seguramente lloraré en repetidas ocasiones porque el viaje estará teñido de encuentros y reencuentros emotivos. Veré la historia de los míos que en otros viajes supe desconocer y agradeceré a Olga que me la quiso acercar. Nadie me regala lo que yo tengo, lo consigo a fuerza de horas insomnes de las que no me quejo porque también constituyen mi felicidad y sé que cuando ponga mi pie en la portuaria ciudad de Marsella sentiré el aroma tibio de Maïa, la única cuenta que le falta a mi collar. Seré feliz como puede serlo mi corazón abierto, con una perfecta alegría por estar viva y poder ver y sentir.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué lindo ser testigo de que sientas así. Ahora de verdad sos libre, festejalo. Y el dinero del pasaje lo sacaré de dónde sea, el 31 brindamos en ese barcito de París, sí o sí.
Mónica

Anónimo dijo...

julieta con mucha alegría por tí y por los tuyos leo estas palabras, deseo que tu viaje al exterior se concrete y que el que harás a tu interior deje tu alma plácida y serena, la suma de las pequeñas y grandes alegrías del hoy son tu pasaje seguro a la felicidad del mañana.
mucha suerte en tus proyectos,abrazos desde nuestra ruca azul con el pacífico a los pies de este otoño que inunda concon.
tole

Macachines dijo...

brindo por ti y que los sueños se cumplan, para que hací nazcan nuevos sueños.

Anónimo dijo...

YO TAMBIEN QUIERO BRINDAR CON VOSOTRAS Y AUNQUE EL 31 NO SE DONDE ESTARÉ,PENSARÉ EN ESE BARECITO DE PARIS.
JAIME

Anónimo dijo...

Y yo... Acá entre pavos ( a la York, que de los otros..., ni te cuento) estaré pensando que cambiás mi invitación eterna por las rutas parisinas, y no estaré preocupada sino feliz, de que encontraste la familia que deseabas y ya no estás más sola, y además te rodean los personajes ilustrados e ilustres de tus sueños... brindaremos al unísono desde diferentes continentes y sonreiremos ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...