jueves, 8 de mayo de 2008

El David

Inútiles.........................
Vanas ...........................¿Quiénes? Nosotras, las de entonces,
Egoístas ...........................ya no somos las mismas
Perfectas.............................................................
Monolíticas .........................................................¿Quiénes?
Hipócritas....................................Ahora se me da por el teatro
Voy a sacar al sol lo peor que tengo
Voy a lavarlo
Voy a tenderlo al sol
Voy a plancharlo con apresto
Y luego... ¿luego?
No hay luego en el puro presente de las costras
Todos dicen que son .......lo que no saben
...........................................lo que no pueden
...........................................lo que no esperan.
¿Y yo?
Ahí está el dilema hoy.
¿Yo? ¿Qué?
Dos dilemas dos
y la arena
del circo.
Fresca y olorosa ahora
Ya no puedo ni remediarlo
......................ni trasmutarlo
......................ni soportarlos
y me echo a dormir sólo para no morir
-que no sé a qué imbécil se le ocurrió pensar que eran lo mismo-.
¡Ay, mi Dios, si existiera la resurrección!
Pero no
Pero para qué
Pero para quién
..........................................................y afuera encima
.........................................................................cual si fuera poco
.........................................................................como si no fuera bastante
hay un frío sol invernal
como un cubito de hielo
naranja
hecho trizas contra el cielo
azul
Rima fácil/ estúpida/ infantil/ inocente.
Rima necia.
Como todas las rimas
que duermen en los libros leídos
Ahora ellos escriben
............ellos se ríen .........................y yo los oigo
............ellos conversan
y pienso
¡Ay, mi Dios, si existiera la resurrección!
Yo ya estaría muerta por segunda vez
-seguramente-
y conversaría con los gusanos de la fosa
sobre poesía barroca
Pero las mujeres.............éramos vos y yo
por los pasillos
acarician al david de Miguel Ángel ..................Qué absurda estatua
..............................................................................enorme y desproporcionada.
[Hace falta una escalera para subírsela enterita
con el riesgo de caer despeñada]
MI bien, hablemos que siempre será mejor.
Si querés
Si no querés
Si intentás evitar lo que nunca nadie podría evitar
pero vos y yo sí
¡Ay, Dios mío, si existiera la resurrección!
¿Para qué?
¿Todo de nuevo?
Gracias, ........yo paso
.......................yo me bajo en la próxima estación
.......................yo un poco más allá
pero
...............me bajo.
Tante grazie
Merci
Thank you
Ah, sí, sí... nadie me había enseñado a agradecer
y yo parada con un libro en el hueco del brazo.
La estación huele a arenque ahumado y estamos a cien mil kilómetros de Oslo que ahora se llama Plaza Constitución.
-¿Y Lacroze? -dijo ella- ¿Por que no se llama Lacroze?
-Por que hay que evitar el color local.
-¿Colo local?
-Sí, ese que no figura en el muestrario de Albalux satinado para interior. El color local.
-¿Y el David?
-Un hiperbólico descontrolado, vea usté.
............................Ya no puedo ver de tanto mirar.
¡Ay, mi Dios, si me muriera sin posibilidad de resurrección!
Entonces sí sería feliz de pura perfección.
Yo hablaba de Catulo
y ellos tarareaban:
La odia, la ama, la espera en la cama.
Y se reían de Lesbia
y de Safo también.
Y los dejé salir.
.....................................¿Para qué retenerlos allí si me faltaba Virgilio y mejor en otra clase?
Después.
Lo diría después
porque ahora el sol es un hielo
naranja en el cielo
azul.
Vámonos, Catulo, a beber café negro sin azúcar y hablemos de Lesbia que ella no pudo renacer porque hablaste tanto que no la dejaste ni morir en paz.
Harta estaría de besos.
Pura baba, Catulo.
Yo construyo un monumento más perenne que el tiempo
pero no quiero resurrección.
Y basta de lamentos para nosotras dos que encerradas en el gineceo de nuestra memoria donde están ocultos los frascos de la ignominia nos reímos hasta reventar.
¡Y todo por no acariciar al David de Miguel Ángel
Que, al fin y al cabo, lo enclaustraron en Florencia y allí se murió!
¡Ay, Dios mío, que no pueda resucitar!
........................Él no
........................Nosotras tampoco
O sólo un poco para volver a hablar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ah, Pinasco en esta o e la otra, hablaremos del David o de Galatea. Anoche me enamoré. Me volvió la ternura.
Moni

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...