Anécdota escolar LXI: El guisante golpeador


Profesora: (Cuenta) La reina desconfiaba de esa jovencita toda mojada que decía ser una princesa y quiso ponerla a prueba; así que mandó a poner un guisante debajo de una enormísima pila de colchones en el cuarto en que iba a dormir la muchacha. A la mañana siguiente, la princesa se presentó en el comedor del palacio para desayunar con unas enormes ojeras y llena de moretones violáceos...
Alumna : (Interrumpe) ¿Por qué con moretones? No entiendo.
Profesora: Por dormir sobre el guisante.
Alumna: (Alarmada) ¿Qué? ¿El guisante le pegó?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes