miércoles, 25 de junio de 2008

La Plaza de los dos Congresos

A veces siento vergüenza de las cosas que pienso. ¿Siete carpas en la Plaza del Congreso que sirven para dar conferencias a todo minuto del día? ¿Dirigentes que tienen más de estrella mediática que de divulgador agrario? ¿Era necesario, además, traer un toro inflable como mascota y encima, bautizarlo "Alfredito"? ¿Y un grupo de tipos disfrazados de huevos? ¡Qué alegoría más imbécil y poco imaginativa! Les recuerdo que el Palacio de Sans Souci en Haiti que el rey negro Henri Cristophe hizo construir por sufridos esclavos negros para conmemorar su gloria estaba -dicen- levantado con sangre de toro. Y se lo llevó la rebelión popular. Terminó suicidándose mientras sus esclavos y Haiti en armas le vaciaba el palacio, le violaba las mujeres y le destrozaba los muros bovinos. ¡Lamentables los que ocupan la Plaza de los dos Congresos!

3 comentarios:

lulina dijo...

Siempre que pasan estas cosas uno dice "Después de esto, ya no hay nada que me sorprenda". Pero lamentablemente, nos vuelven a sorprender....
Y lo peor es que cada vez más.

te quiero!

Lucas Cardozo dijo...

Juli, acabo de leer tu comentario en mi blog. Muchas gracias. Me emocioné hasta las lágrimas; y se que es así. Se que no tendre un padre, pero tengo otras personas que están al lado mio, que me ayudan, que me apoyan. Gracias por estar. Te quiero mucho,
Lucas

Julieta Pinasco dijo...

Lululi: ¿Dale que en las vacaciones de invierno tomamos el té o una sopa juntas?
te extraño una tarde en mi casa.
Juli

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...