viernes, 4 de julio de 2008

Anécdota escolar LXIII: El pegawerther

(Las desventuras del joven Werther es una novela del escritor alemán Goethe. Cuando, en el año 1776, fue publicada se constituyó en un verdadero éxito editorial: la gente la leía y sufría con sus amores contrariados, muchos se suicidaron igual que el protagonista, otros se limitaron a vestir su chaleco amarillo. En un momento de relato, Goethe describe un juego que deleita a Werther y a Lotte, su amada: en ronda dicen escalas numéricas ascendentes y el que equivoca recibe una bofetada del otro. A Werther le encanta que Lotte lo sopapee. La profesora entra a primer año de Polimodal y encuentra a los varones en ronda diciendo números y azotándose.)
Profesora. ¡Ey! ¿Qué pasa? ¡No se peguen!
Alumno 1: No, no nos estamos pegando.
Profesora: ¿Qué? ¿Y eso qué era?
Alumno 2: Jugamos al Werther.
Profesora: ¿...?
Alumno 1: Claro, decimos números y el que se equivoca es castigado. Pero para hacerlo más difícil no se pueden decir ni el cero, el tres, el cinco o el siete en ninguna combinación.
(Y, muertos de risa, siguen pegándose.)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

y te falto el 7...

Julieta Pinasco dijo...

Ya lo agregué.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...