miércoles, 16 de julio de 2008

El año que empieza el 23

En siete días cumplo años.
En nueve corrijo las últimas evaluaciones del primer cuatrimestre.
En diez comienzan las vacaciones de invierno.
En veinticuatro se acaban y volvemos a la escuela.
En ciento sesenta y uno crucé al Atlántico y llegué a París.
En ciento sesenta y tres abrazo a Pablo y Maïa en el andén de la Gare de Saint-Charles en Marsella.
En ciento setenta -días más, días menos- conozco Jerez de la Frontera y la familia que quedó allá.
En doscientos catorce volví a cruzar el océano después de los mejores dos meses de mi vida y regresé.
En doscientos quince vuelvo a la escuela para tomar exámenes de febrero.
Y entre todo esto flota el mejor de los sueños que supe tener
para coronar una etapa de la vida
para estar más viva que nunca
para acomodar las piezas
y hacerme un hueco en el cuerpo en el corazón en la piel
y sentirme tan feliz.
Buen año este que empieza para mi vida el día 23.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué bueno que te sientas así!!!
Me alegra mucho por vos. Te mando un beso enorme.
Majo

Anónimo dijo...

julieta, el año que empiezas puede ser también el umbral, allí comienza todo lo que deseas para tí, con toda la potencia para perpetuar la historia de tu futuro.
con muchos buenos deseos para la julieta niña ,hija , madre y mujer.
feliz inicio de otro cuento, disfrudo en vacaciones.
abrazos desde concon, en donde mi ruca descanza al amparo del pacífico.
tole

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...