jueves, 31 de julio de 2008

Sofía

Es rubia, frágil, divertida. Cultiva ese humor irónico que me hace feliz. Se acerca a mí con un paquete lleno de regalos, cada cual con su merecida explicación: un hada porque a mí me gustan; un monedero con pájaros bordados de su periplo por Perú; un muñequito de Winnie the Pooh que trajo de Italia y un flamenco que parece el de Alicia porque yo se la recuerdo. Ella es Alicia, maravillosa como siempre, amparadora, cariñosa, con una generosidad que me protege del dolor del pasado y de las lágrimas. Se ríe, me cuenta sus desdichas y aventuras burlándose de ella misma. Deseo, a mi vez, resguardarla, que nada la lastime. Sofía, rubia, próxima, desde un ayer que saltamos como si fuera un charco en un abrazo.

2 comentarios:

Alicia dijo...

Me gustaría tener esa hermosa habilidad para escribir, esa fuerza que me lleve a encontrar mi "ventana", esos rulos loreal que siempre te quedan bien armados, esa sagacidad de crítica y a su vez de comprensión, esa dulzura para demostrar que el tiempo no pasó aunque tampoco se detuvo. Me gustaría tener todo eso y mucho más, si no fuera que te tengo a vos.

feliz de verte y tener a mi hada cerca otra vez. Te quiero muchisimo. Gracias.

Julieta Pinasco dijo...

Sofi: El hada madrina siempre está para lo que te haga falta: las ventanas se abren para que entre el aire, el sol y el agua, todas cosas buenas. Todo mejora aunque a veces parezca que no saldremos nunca del dolor. Contá siempre conmigo como yo cuento con vos. Te adoro, princesa. Y tu hadita de hoy está en un espejo como Alicia que pasó a través y fue tan feliz.
Gracias a vos por tu oreja.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...