martes, 12 de agosto de 2008

Espiral

No quiero que me hablen.
No quiero que me digan.
Que nadie opine, comente, aventure.
Que sólo vean lo haya para ver y se callen.
Me saturan las voces que creen conocer, que necesitan que les informe, que ponga nombre a todo, que precise la exacta carnadura de lo que es sólo una espiral apenas en medio de mi corazón que va cobrando vuelo hasta ser abanico abierto hacia la lluvia invernal de este agosto que ya se va, que ya se fue, que se murió y nunca más volvió a resucitar.

2 comentarios:

lulina dijo...

juli, cuando me necesites, acá estoy! yo te necesito muchooo! A veces, me cuesta decírtelo y sobre todo, demostrarlo, pero para mí, sos una luzzzzz, bien clara y tibia. Y te lo digo en serio. Me gustaría haberte conocido muuuucho antes.
te quiero con el alma y tus abrazos son como si un viento, suave e intenso a la vez, me traspasara el pecho.

bes

lululi

Julieta Pinasco dijo...

Lululi: Yo sé que estás y sabé que siempre también estoy y voy a estar para abrazarte, para acunarte, para que seas como una hija, como una alegría infinita. Somos vos, Lucía, y yo, Julieta, más allá de cualquier circunstancia que pudiera rodearnos o no.
Besos
Julli

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...