jueves, 28 de agosto de 2008

Los rincones de mi casa





Me asomo a los rincones de mi casa y están llenos de plantas, flores, mariposas, angelitos. Me asomo a los rincones de mi casa y están llenos de libros y colores, de soles y de tazas, de cucharitas y de papeles. Me asomo a los rincones de mi casa y hay recuerdos de todos los viajes, de todos los lugares, de todos los pasados. Me asomo a los rincones de mi casa y están llenos de poemas en papeles violetas. Me asomo a los rincones de mi casa y están llenos de fotos de personas que quiero y se han ido muy lejos y de otros que están a la vuelta. Me asomo a los rincones de mi casa y están llenos con mis palabras y con la más efímera sustancia de mis sueños. Me asomo a los rincones de mi casa y tengo una corona de maripositas mexicanas que vuela arriba de cada cena, de cada desayuno, de todas las meriendas. Me asomo a los rincones de mi casa y hay juegos de té pequeñitos y ollas, sartenes, platos con flores amarillas. Me asomo a los rincones de mi casa y hay olivos y ciruelos que florecen y dan frutos en el calor veraniego. Me asomo a los rincones de mi casa y es mi reino, donde yo soy la que deseo ser sin que nadie se enoje ni se ofenda. Me asomo a los rincones de mi casa y están llenos de mis últimas y primeras sonrisas. No falta nada para que yo sea alegre hasta el hartazgo nuevamente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

tu casa es un poco como la mia
alcanza verla para saber que su habitante esta mal de la cabeza

el enano

Julieta Pinasco dijo...

Si después de media vida de psicoanálisis, mi casa revela mi estado de demencia, creo que voy a dejar terapia y me mudo a un hotel. Por mi salud, digo. ¿O vos me aconsejás que pida una piecita en algún neuropsiquiátrico?
la gorda

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...