jueves, 14 de agosto de 2008

No querer

Querría que esta brisa, fresca de aires nuevos, que baila mis pájaros de vidrio y los hace sonar como cristales biselados, querría que esta brisa trajera lluvia fuerte con gordas gotas hundiéndose en la tierra con olor a mojado. Querría que ya fuera mañana y yo hubiera dormido, plácida y melancólica, como si fuera otra. Querría que ya hubiera pasado este día en que decidí que empezaba a olvidar. A esta hora de la noche ya escuché las canciones más tristes, ya leí diez poemas, terminé una novela, tomé dos tazones de sopa y me hundí entre las sábanas sólo para llorar lo que no puede ser. Mi corazón es una sala de terciopelo rojo donde la sangre se derrama y se ocupa de glóbulos como de brillantina desparramada en lentejuelas que giran al ritmo del lamento. Querría que fueras de otra manera y eso significa no querer.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...