martes, 16 de septiembre de 2008

Bariloche bajo la nieve. Cuarta temporada. Episodio 8

Después de cenar, Ale entra a mi cuarto para que nos ríamos. Él viene a hacerlo conmigo. Me cuenta historias, como esa, magnífica, del día en que se le salió la mandíbula de lugar y se quedó esperando hasta que volviera el padre con la boca abierta porque no lo había podido entender cuando él, por teléfono, intentaba explicarle qué le había sucedido al bostezar. Después que nos reímos hasta llorar, se va y yo me pongo a leer. Sé que mi cuota de carcajadas tiene otra fecha para acreditar mañana. Si la vida fuera así de simple y de liviana yo podría vivir mucho mejor.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...