lunes, 1 de septiembre de 2008

La muñeca que es un hada con corona de princesa

























Maïa ya sabe que voy a su casa a festejar el Año Nuevo y tomó nota de que no debe preguntar todos los días cuánto falta para que pase la Navidad. Ella sólo desea saber ahora a qué hora voy a llegar. Hoy, a exactos 114 días de esa hora, yo le compré su primer regalo para un mundo infantil que imagino repleto de hadas y princesas. Así que, caminando por la avenida Cabildo, en un lugar de ensueño, encontré esta hada que lleva una corona de princesa y huele a lavandas azules. Maïa, en estos 114 días que yo cuento con precisión de obsesiva, voy a ir por estas calles buscándote tesoros de esta ciudad en la que alguna vez estarás y cuando ponga mi pie en Marsella, en esa hora, que las dos empezamos a querer que llegue ya, voy a darte uno por uno lo que he conseguido para vos en todas mis travesías, como la tía que viene de muy lejos, a la que nunca viste, pero ya conocés. Hasta esa hora que sólo vos y yo sabemos cuándo llegará.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...