jueves, 2 de octubre de 2008

Amanece

Todo suceso tiene su contracara. De pie miro adelante y amanece. No es poco. No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Lo que no es cierto es eso de que lo que no te mata, te fortalece. Como si la garantía de la voluntad fortificante, fuera siempre un pasaje lúgubre por los infiernos de las hogueras y la desolación. Amanece y el invierno acaba de terminar. Siempre hay puntos finales que entenebrecen las historias. Pero después se reorganizan las fuerzas y una está pronta para pelear. Quiero mañanas de lluvia en las rutas vacías de mi cuerpo. Quiero la luz del sol, la nueva luz del sol que todo lo descubre. Quiero la hierba fresca y verde en la humedad de la aurora que vuelve. Otra vez cada vez

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...