lunes, 13 de octubre de 2008

Amaranta



Y todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre, porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.
GGM, Cien años de soledad

Amaranta, alargas la manta blanca para apagar la mañana, amarga vacavarada, alta planta falsa. Cada mañana alba parabas la casa, harta ya, Amaranta. Asabas, bañabas, pasabas las sacas. La gata naranja amaba a Amaranta, la alargaba hasta la jarra, calaba la bata. Allá, acá, saltaba la clara rana a la araña, atacaba la cara para acabar las calas blancas. ¿Amaranta? Alas calcadas traspasabas, instalabas a acanaladas bandas. Aljabas cavabas, anclabas brava cara grabada. Lavabas largas babas , tablas clavabas, cantabas bachatas, arrancabas albahacas, aplacabas las cabras, apalabrabas las casacas, hamacabas las manzanas, cavabas las chacras, Amaranta. Demacrabas las caras amadas, blancas lacras sacras. Pactabas las hachas. ¡La facha tachabas! Atacabas las gachas alabadas. Agarrabas las alcanzadas alcaparras, salabas las masas. Saltabas calabazas cansadas. Tarada Amaranta, calada, dañada, cargada, cazada, cascada, ganada, hablada. Amaranda, hada alada. Majadas malhabladas manchaban la casa. Tantas tajadas aclarabas. Ramadas raspadas agasajabas, rasgabas las cajas, bajabas las navajas, cabalgabas las matas, sacabas las galgas, resaltabas las nalgas. Desparvabas las barbas. Abrasabas las cartas. Apartabas lagartas. Apartabas las zarzas. Arrasabas las larvas. Acatarrabas gargantas. Aplanabas las pasas. Ablandabas las lajas navarras. Armabas charlas. La parca avanzaba las varas para las cargas. Acá aclarabas, allá dañabas. Avasallabas, Amaranta, avasallabas.

Y todo porque dijiste que yo era como Amaranta con Pietro Corti y su pianola.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...