lunes, 6 de octubre de 2008

Bubble bath

¡Ay, quién te ha visto y quién te ve!
Se viene ese momento en que, puestas tus cartas sobre la mesa, sólo te queda apostar.
Y vos, de juego, ni una mísera teoría para sostener.
Hay una copa volcada sobre la mesa.
Nena, hay medias de seda guardadas en el cajón.
Qué cansada estoy de ser siempre yo.
Es demasiada repetición y la luna está amarilla sobre el río donde ahora no estoy.
Huele a cazadores salvajes en la selva y está a punto de llover.
Un baño de espuma corriendo por la piel.
¿Y ahora de qué nos disfrazamos para jugar?
Burbujas de colores estallan en los ojos y los hacen llorar.
No empieces porque no te queda bien.
Se me moja el corazón que canta entre esponjas de color.
Para salir, unas gotas de perfume francés.
¿Ange ou démon? Mejor, Poison.
Ahora me pongo a cantar junto a la tina tibia y el vapor.
Llueven caramelos de fresa y serpentinas azules.
Llueve confetti transparentes sobre mis huesos de marfil.
Llueven bombones de menta sobre mis tobillos mojados.
Dejo huellas pequeñas encima del parquet.
Dejo marcas de lilas en las paredes de loss cuartos.
¡Quién te ha visto y quién te ve!
¡Ay, nena, si sabrás!
Las cartas sobre la mesa y hay as de corazones y reina de diamantes para vos.
Baños de espuma. Ya.
¡Ay, nena, quién te ha visto y quién te ve!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...