domingo, 5 de octubre de 2008

Cuando yo digo...

Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que formás parte de mis huesos, de mis ojos, de mi carne, de mi cerebro. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que, pase lo que pase, nunca será de otra manera aunque se vista de otras formas. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que no me importa lo que sea sino que sea, siempre, aún en la distancia y el olvido. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que te llevo conmigo adonde quiera que yo vaya. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que hay rutas que son tuyas y son mías, inevitablemente, y hay senderos que juntos construimos y juntos destrozamos, por partes semejantes. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que ojalá gane tu equipo, que te sientas feliz, que puedas lo que quieras, que te conozcas y te aceptes, que te cante la vida. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que voy a regalarte un acuario azul lleno de peces y un sol que huela a verano para toda la vida. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que deseo escribir mis palabras en tu cuerpo y que sean las mismas y otras diferentes cada vez. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que voy a preparar muchas cenas, hornear muchos scones y hacer enormes frascos de berenjenas. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que estoy acá y vos estás allá y eso es inevitable y elegible y deseable. Cuando yo digo que te quiero, estoy diciendo que te quiero y nada más estoy diciendo cuando yo digo que te quiero.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...