Piedras

Colecciono piedras. Algunas brillan al sol o cuando las moja el agua. Otras son pesadas como canteras completas. Unas tienen vetas atemporales ya de tan viejas. Otras son nuevecitas, pero ya gastan la costura de los bolsillos. A veces no sé qué hacer con tantas piedras y deseo arrojarlas por el borde de la terraza; pero temo que pase alguien y reciba de lleno mi colección de piedras lastimándose. así que voy por la vida cargándolas. No queda otra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes