Tristeza no tiene fin

Mi tristeza es una planicie de piedras diminutas que, al menor movimiento, se desmoronan para colocarse en otra posición.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes