viernes, 14 de noviembre de 2008

Vacío

Ya no hay París
ni Marsella para recibir el año que vendrá.
Ya no hay sobrina ni palabras en español que yo pudiera inventar para hacerla soñar.
Ya no hay hermano con la servilleta al cuello esperando por la magia de mis ollas al anochecer.
Ya no hay Jerez y la larga mesa de los Becerra para mí.
Ya no hay Lourdes ni Carcassone
ni la costa azul en invierno
ni los pueblos colgados a ambos lados de los Pirineos nevados.
Ya no hay Madrid ni Segovia con Juanca.
No hay Salamanca ni Oviedo ni Santiago
No hay Medinaceli ni San Esteban de Gormaz en las espuelas del Cid.
No hay lugares en La Mancha de cuyo nombre no podría acordarme
ni los castillos e iglesias de los Cátaros perseguidos por el fuego de la Inquisición.
No hay juderías en España ni año 1492.
Nada quedó en pie de tantos sitios.
Y ahora debo pensar que hace calor y tarda siglos en refrescar

3 comentarios:

Macachines dijo...

s cierto pero hay hijo y hay amor.

Anónimo dijo...

Juli, no dejes de soñar este viaje, seguramente vas a poder hacerlo cuando las cosas se ordenen. Tiempo al tiempo....pero seguí soñando con los abrazos de toda esa gente tan lejana en kilómetros pero que seguramente te va a estar esperando cuando decidas rehacer la maleta y volver a escribir en el cuaderno de margaritas. Que tu voz vuelva a ser la de antes....como alguien dijo.
Adriana

Julieta Pinasco dijo...

Lo que hay es infinitamente mejor que lo que no hay.
A los dos: no renuncio, sólo postergo.
Besos
Juli

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...