Again

Voy a beber café hasta que el estómago diga basta y después no voy a descansar por cinco siglos seguidos. Y cuando el café desaparezca de mi sangre y yo pueda dormir, voy a volver a tener las mismas pesadillas que de costumbre y todo va a seguir exactamente igual a sí mismo en ese afán que tiene la realidad por repetirse para hacernos creer que en lo sucesivo hay una cierta significación. Y yo, dormida o despierta, voy a ser la misma persona que era antes de beber tanto café. Again, ever again.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes