sábado, 27 de diciembre de 2008

Burbujitas

En ese instante en que la aguja del reloj se mueve hacia el momento siguiente, tengo mil burbujitas en la garganta que estallan como pompas de jabón en un día azul al sol. Atrás hay un campo verde y huele a lluvia que acaba de caer y ya se fue. Es verano y las burbujitas suben desde mi estómago, se amontonan en mi garganta y explotan con sabor a fresa y a confetti blanco. Y pasa el segundo y vuelve a suceder. Si Gisele sigue tocando el piano, quizá las burbujitas se pongan a bailar en una ronda y dejen de estallar como pequeños arco iris de colores: índigo, añil, bermellón o esmeralda o amarillo limón. Miles de burbujitas subidas a las notas del piano que en el cuarto de al lado no deja de cantar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...