lunes, 5 de enero de 2009

Lululi se va

Lululi se va. Tomamos quizá el primer y último mate del 2009. Me cuenta historias laborales de ciervos/siervos navideños y lloro de risa. Me habla de sus miedos, de su novio, de su familia. me pide un libro y yo le regalo un pasaje hacia quien, por su cercanía, podría reemplazarme. En sus manos viaja un libro para Mónica que estará a pasos de su nuevo lugar de residencia. La abrazo para retener su recuerdo, su calor, su cariño. Los hijos, aunque no los hayamos llevado en el vientre, deben seguir su ruta y partir para aprender a ser felices. No quiero llorar porque sé que ella estará bien esté donde esté. Tiene la fuerza y la alegría suficientes para vencer cualquier obstáculo. Lululi se va y me quedo con el sabor de su amor en el cuerpo como un pajarito aleteando contento en su ablución matinal.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es mas facil amar a quien ama.
Es maravilloso amar a quien grita su amor compartido desde una foto.
Es prometedor amar a quien en un torrente amoroso sumerge a sus afectos.
Quizas algun dia no lejano pueda amar mis imprescindibles verdes.
Rodolfo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...