lunes, 16 de marzo de 2009

El erizo


El erizo común (Erinaceus europaeus) es una especie de mamífero erinaceomorfo de la familia Erinaceidae . Al igual que el resto de erizos poseen una envoltura de pinchos formada por varios millares de púas rígidos, resultado de una modificación de la piel. Le gusta vivir en espacios abiertos cubiertos por matorrales, en terrenos cultivados o en dunas de arena. Puede encontrarse desde una altura a nivel del mar hasta los 2.400 metros. Se distribuye por la región Paleártica , a excepción del Himalaya. También aparece en las islas del Mediterráneo y ha sido introducido en Nueva Zelanda, donde ha tenido una buena adaptación. En Europa se encuentran además otra especie emparentada, el erizo moruno (Atelerix algirus), que se diferencia sobre todo en algunos detalles de la coloración. El erizo común pesa alrededor de 1 kg y mide de 130 a 250 mm de largo, siendo los machos ligeramente más grandes que las hembras. Viven hasta 5 años promedio, hasta 10 en cautividad. Son más bien rechonchos, con una silueta redondeada. Posee almohadillas en sus extremidades como el perro. Las extremidades posteriores son ligeramente más largas que las anteriores. Cada pata tiene cinco dedos con garras, de los cuales el primero y el quinto son más pequeños que el resto. Su morro es móvil y acaba en punta, sus ojos son pequeños y sus orejas son pequeñas, redondeadas y están recubiertas de piel. Su envoltura de pinchos está formada por varios millares (5000 aproximadamente) de púas (o espinas) rígidas, que cubren el dorso y las superficies laterales del cuerpo, excluyendo las extremidades y la cara. En la cara, vientre y extremidades presenta pelo de color marrón. Cada púa contiene espacios llenos de aire, separados entre sí por discos horizontales, que mantienen su estructura. En la base de cada espina hay un pequeño bulbo bajo la superficie de la piel que mantiene firme la púa en el cuerpo. Las púas desarraigadas durante la muda llevan consigo pequeñas porciones escamas de piel. Las espinas son blancas en su base y en la punta, con bandas de negro, marrón y blanco entre medias. Crecen a partir de folículos en la piel. Al igual que los pelos, cada púa presenta un músculo erector que permite erguirlas o relajarlas. Cuando están erectas se entrecruzan unas con otras formando una masa difícil de penetrar. Esto ocurre cuando el animal se ve amenazado, enrollándose para esconder sus partes más vulnerables (cabeza y extremidades) y dejando al descubierto sus afiladas púas. Es omnívoro. Consume grandes cantidades de bayas y bellotas. También le gustan los huevos , por lo cual no son bien vistos por los dueños de los gallineros. Sin embargo, en líneas generales, son útiles, pues destruyen gran número de insectos perjudiciales. El erizo común espera la caída del día para salir en busca de alimento, pero traiciona su paso con los ruidos que produce al andar y al rozar los objetos y, sobre todo, con su sonora respiración. Son animales solitarios por naturaleza, sin embargo cuando varios ejemplares se juntan en un mismo área existe algún tipo de comunicación mediante pequeños mordiscos con el morro. Los erizos pasan la estación invernal, de noviembre a marzo, bien protegidos en sus refugios, resguardados por una capa de hojas secas. Son excelentes nadadores y escaladores, y pueden llegar a recorrer 250 metros en una noche.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...