viernes, 27 de marzo de 2009

Materia inconmovible

Son miles de piedrecitas: encima y cayéndose.
Y las piedras,
ya saben,
son monolíticas sustancias,
que no se mezclan siquiera una milésima de instante.
Apenas se desmenuzan en el aire
y se alejan, estalladas como polvo.
Pero la piedra sigue piedra
y esta o aquella,
siempre idéntica a sí misma,
hecha de identidad inconmovible que no fluye.
Y yo no sé dónde poner las cosas,
qué sitio asignarles
y nunca la vida se me hace como agua,
siempre es piedra;
arena, pero piedra;
roca que lleva el viento.
Me canso del peso de las horas y
querría volverme tan pequeña que nadie pueda verme
y descansar siete día seguidos
y volver transformada en líquido, que no lo soy ni lo seré jamás.
Sigo andando que allá está la madrugada para verme.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...