jueves, 12 de marzo de 2009

Mis palabras

Mis palabras son el último rescoldo, el sitio en el que permanezco inconmutable.
Mis palabras son toda pertenencia, allí me arropo, me cuido, me protejo.
Mis palabras me rodean, me atrapan.
Mis palabras se enseñorean como si fueran dueñas de todos los surcos de mi vida.
Mis palabras me hacen, me amasan, me moldean.
Mis palabras son toda yo.
Puedo entregarlo todo.
Puedo aceptarlo todo.
Pero las palabras son parte de mi reino de secretos donde no ha entrado nadie.
Ellas están aguardando desde siempre para ser mi agonía, mi desgarrada sangre, mi frágil corazón, lo que yo soy para mí en silencio.
Después se abre el día y sale el sol y retornan las lluvias y todo permanece o va mutando mientras ellas esperan para saltar otra vez a mis brazos para que las acune, para que me atormenten, para que todo sea suavemente perfecto y vacíamente mío.
Mis palabras me condenan a un erizado mundo donde no cabe nadie y yo intento romperlas para que nazcan grietas por donde crezcan plantas y caigan las luces de la sombra.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...