jueves, 26 de marzo de 2009

Quiero verte bailar


Maïa baila en Marsella con su ropa brillante de princesa árabe.
Maïa baila y el aire se abre en círculos de alas rojas que van desparramándose hasta rebotar y volver hacia ella para abrazarla en giros suavísimos y lentos.
Maïa baila con los pies frescos en el suelo rozándola como si fuera un beso.
Maïa baila y la música se le mete entre los huesesitos pequeños y blancos y sacude su columna flexible para que las olas del sonido la conmuevan.
Maïa baila porque es un hada pequeñísima y todas las hadas bailan cuando están contentas para desparramar su magia de estrellas y de pájaros.
Maïa baila una y otra y otra vez hasta que resopla y se ríe porque bailar alegra.
Maïa baila y deja que el día se oscurezca mientras salta y mueve los brazos como alas.
Maïa baila y se duerme mecida por sus piernas de agua por su cara de luna por su corazoncito nuevo.
Y al día siguiente, después del chocolate y el pan con mermelada, Maïa baila: en el auto, en la escuela, en la playa. Siempre baila porque el mundo es redondo y cabe como danza en sus sueños.

1 comentario:

Lighten Angel dijo...

Siempre que entro a este blog hay algo de los niños.
Espero no peder de vista nunca su inocencia, y así, de a poquito, recuperar la mia...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...