Infección terminal

Hay músculos que se infectan.
Y no todos comprenden que antes que las palabras está la vida.
A la infección le corresponden los antibióticos y la extirpación.
Los nudos que se atan son difíciles de desatar.
Y la curación nunca llega a tiempo y se clava la agonía angustiosa en medio de la carne.
¿Quién sabe lo que viene después?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes