viernes, 10 de abril de 2009

Proyección

Con todos los días para pasar uno por uno y afuera hace sol y hace frío y se refriega el azul como una boca contra el cielo. El silencio se arrelllena y me bordea la línea de la cadera si duermo de costado. Quiero pensar que hay respuesta para todo, hasta para la intensidad que me atosiga sin darme tregua. El tema es el exceso que rompe diques e inunda llanuras con sus aguas de fuego. Nunca un hilo de agua pasando entre las piedras, despacio, como una larga gota. Así está bien, no puedo ser de otra manera aunque me muera cada vez que me caigo y vuelvo a levantarme como el viento en la tarde después de las tormentas. Así está bien: el mundo se termina cada día y el corazón se vence cada hora. En la madeja espesa se pierden los extremos y quedo, casi siempre, boyando hasta que llega el día. No era complicado, pese a todo. Una brisa fresca de otoño que desprende las hojas: este almanaque se terminó. Buenas tardes. Fue una velada encantadora, dijo ella extendiendo su mano, Cerró la puerta, tiró la llave y se marchó. Post scriptum: Pantalla fundiéndose a negro, créditos, agradecimientos y the end.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...