martes, 14 de abril de 2009

Ser dos


No se puede ser dos.
Digo ser dos con otro, se comprende.
Apenas uno con toda la monserga de boludeces para parecer algo integrado, diga.
Apenas uno en esta hora en que miro el cielo así, de esta manera, desde esta perspectiva.
Menos que menos dos.
No se puede.
Definitivamente.
Algo me brota en el borde donde se intenta alguna persona del plural.
Cuando amanso los miles de planetas que giran con vértigo de viento en mi cerebro, logro ser esta ahora y después quién sabe quién seré.
¿Ser dos?
Estar con otro es lograr que sus yos micronánicos se pongan en contacto con mis yos micronánicos y en ese infinitesimal segundo logren verse algo antes de ya no ser.
¿Ser dos?
Olvídalo.
Así está todo bien: me digo cada día a mí misma, es decir, a la que soy ahora, en esta madrugada en que escribo antes de perder esta boca para siempre jamás.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Está claro que en este preciso momento en que yo te escribo "esto" vos ya no sos esa que eras cuando puse "Está". De las mil y una que sos yo elijo algunas, otras me enferman, otras me enloquecen, algunas las echo y otras las arropo pára que se duerman de una vez. Te quiero tanto tanto en todas tus múltiples versiones, pero jamás querría que pensaras que quiero ser el número dos. Jejeje

Lululi.* dijo...

Yo te quiero así, con todos tus yos. Y me identifico con varios de ellos y me alegro por eso y disfruto y me regocijo de parecerme en algunos de mis yos a algunos de tus yos. Y de los que no son como mis yos, aprendo y me río y lloro.

Cada día disfruto más leerte y comprender lo que te pasa. A la distancia estamos juntas y cada tarde-noche nos damos un abrazo-Bauness.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...