miércoles, 27 de mayo de 2009

Travesía a los orígenes o de cómo se cambian la carne, el alma y el corazón

Será un camino bajo el sol y el calor desde el lejano París -como una joya vieja que titila en todas mis memorias- hasta llegar al Sur que está mojado por esas aguas azules de la historia: Andalucía será una piedra verde desmenuzada en las manos de Olga para volver al origen de mi sangre y mi carne, allí donde nacieron los míos hallaré la verdad de mis células en copas de cristal que cantarán rozadas por mis dedos. El Egeo será el origen de mi alma, hecha de sal y fuego y tiempo inmemorial en forma de relatos y aguas turquesas y claras donde se calmarán para siempre las antiguas angustias y me veré de cara al sol con lo que siempre creí que eran mis palabras trepadas a la sombra blanca del viento en la antigua Acrópolis. Y luego bajaré hasta las bocas del Ródano para que mi corazón se llene de caricias de unas manos pequeñas: nos bañaremos en el Mediterráneo de Marsella, comeremos helados de palito en la playa, haremos castillitos de arena, bailaremos tomadas de la mano en el puente de Avignon, nos contaremos cuentos, haremos dibujitos. Y así volveré, a los tumbos y en lágrimas, pero nueva. Nueva carne, nuevo alma y nuevo corazón. Yo seré otra cuando vuelva. Si es que vuelvo...

1 comentario:

olga dijo...

jejeje, eso te iba a decir, lo mismo alguno/a te rapta... se te quiere mucho niña

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...