Círculo


Yo soy Sissi y vos trazaste un círculo de baba para encerrarme. Un numerito en el pecho y el círculo se cierra. Pero yo tengo un pecho líquido: el número se humedeció, el papelito se disolvió, salté el círculo y me fui lejos... tan tan lejos que no hay medio de transporte que puedas tomar para alcanzarme, tan tan lejos que no hay ninguna palabra tuya que pueda rozarme, tan tan lejos que no hay gota de tu cuerpo que pueda horadarme. Y desde allá lejos te lo digo, bajito muy bajito, para que puedas oírme: no hay más círculo de baba, Sasha...¿Sabés por qué? Porque yo no me voy a morir en tus brazos ni de tristeza ni de desesperación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes