lunes, 29 de junio de 2009

Amémonos en Bangkok


Agua en Bangkok
y tu piel en mi piel como una manta de tibieza.
Cae la lluvia como otra sombra líquida
y me río en el instante cristalino que se alarga.
Andemos por calzadas de cerámicas azules con los pies transparentes del amor.
Los arrozales se humedecen entre las ruedas de vidrio de las bicicletas.
En tus brazos mi cuerpo se deshace cada vez
y tus labios resbalan por mi cuello mojados en jazmines y té.
No hay nada más que para siempre.
Y nadie dice que deba ser igual.
Agua en Bangkok: ciudad de ángeles, la gran ciudad, de nueve gemas, ciudad feliz.
Sumergime en sus canales para que el agua sea parte de mi carne y pueda deshacerme en luz de estrellas orientales.
Fluyen los ríos de la sangre hacia mi corazón de luna blanca.
Y me desvanezco de plena transitoriedad.
¿Quiénes éramos ayer?
Ni sombra de estos que miran el horizonte mojado de Bangkok.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...