Después

En medio del silencio tengo una boca espesa y faltan los recuerdos.
No te comprendo.
No puedo comprenderte.
Afuera hace frío y está por llover.
No tengo remedios para el dolor.
Sólo manos salvajes que me asedian, me golpean, me atacan.
Y deseo llorar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes