Insomnio


Ha llegado la hora del insomnio.
Ha llegado la hora en que dormir es una tarea más.
Ha llegado la hora en que el cerebro se mueve por sí solo y no tolera la inmovilidad.
Ha llegado la hora en que el corazón no acepta el largo descanso.
Ha llegado la hora en que las imágenes se agolpan se atropellan se derraman.
Ha llegado la hora en que las palabras me rebasan la boca los besos se amontonan los párpados se abren.
Ha llegado la hora en que mejor levantarse y hacer que seguir pensando sintiendo imaginando.
Ha llegado la hora fatal de la perdición.
Ya no puedo dormir nunca más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes