Up: lo que debo aprender


Cuando fue necesario, él solto la casa que venía arrastrando desde siempre y tiró por la ventana los cuadros, las mesas, los sillones, los frascos con monedas. Y la casa, sostenida por miles de centenas de globos de colores se perdió en el cielo. Ojalá yo aprenda a soltar, cuando es necesario, las casas que llevo amarradas desde siempre y agite las manos al verlas partir.

Comentarios

esquina infame ha dicho que…
hoy no quiero tener cosas
quiero que las cosas me tengan a mí

Entradas populares de este blog

Leer: la mirada de los otros

Mi familia/ Pespuntes azules

Santiago/ Hace un mes