jueves, 2 de julio de 2009

Vuelta de página

Debo entender que la ausencia es un vacío donde no quedan ni siquiera las huellas de los pasos. Yo estoy de pie, junto a la orilla de un muelle hecho de maderas finísimas, y miro las aguas que corren bajo mis pies. Deseo sumergirme en la frescura del río que no es río y emerger mojada de planetas, de estrellas húmedas, de luces repentinas. Deseo que tus manos aguarden para secarme con tu tacto infinito y que seas la corriente que se va de una vez para siempre de mi memoria para que pueda nadar en paz lo que me traiga el agua verde. Nunca te amé: no tuve tiempo para ello.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...